×

Advertencia

Uso de cookies - Unión Europea

En esta web usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés.

Ver la Directiva sobre la privacidad y las comunicaciones electrónicas

El uso de cookies ha sido rechazado.
Imprimir
Categoría: Historia
Visto: 5376

Como ha pasado  de rápido este comienzo de año, un trimestre que nos ha abierto de frente  las puertas a un nuevo período electoral, que no tendría mayor importancia sino fuera por que una vez más los habitantes del Municipio de San Lorenzo, nos vamos a ver privados de nuestro derecho a elegir a nuestros alcaldes y concejales, pues los candidatos presentados, lo hacen a la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, municipio al que nos hallamos anexionados de forma tan injusta para la ciudadanía de esta jurisdicción. Ciudadanos a los que nos se nos ha dado en  más de treinta años de democracia, la posibilidad de reintegrarnos en nuestro derecho constitucional, que no es otro que el derecho a la municipalidad, derecho que es totalmente equiparable a los otros derechos que gradualmente se han ido recuperando por otros colectivos que  también  fueron desposeídos en el período de la dictadura. Cabe recordar entre otros y como ejemplo, la restitución patrimonial a los sindicatos que fueron expoliados de su patrimonio y bienes , o quizás la más reciente el reconocimiento a víctimas y familiares del franquismo. Este proceso iniciado, y que denota el carácter ya maduro de nuestra  democracia  estará incompleto hasta que no se resuelvan, procesos y situaciones como  la que nos encontramos los habitantes del municipio de San Lorenzo. Proceso que si se ha efectuado en otros territorios del Estado como ya veremos más adelante , y  que desde esta asociación reivindicamos desde un diálogo abierto, pero que requiere por una de las partes el valor y altura democrática de los políticos de la ciudad  para afrontar el mismo, pues en esta era donde hoy  medio mundo lucha por restablecer y recuperar los derechos que como seres humanos  les corresponden, no se puede continuar  siendo cómplices necesarios de  un hecho tan injusto como el acaecido el 1 de enero de 1940.

Y es en este momento cuando ante la proximidad de las elecciones locales convocadas, que aunque no podamos adivinar quienes serán esos políticos que la urnas decidirán, si creo poder adivinar cual será el trato que los mismos dispensarán a nuestros barrios, pagos y lugares de nuestro municipio de San Lorenzo y no será otra cosa que MAS DE LO MISMO. El mismo abandono, el mismo desprecio por nuestro entorno y medio ambiente, la ineficaz labor  para resolver el problema de movilidad en nuestra zona, el mismo desprecio por nuestra cultura y entidad diferenciada, y la ausencia y desprotección de la seguridad que merecemos,  entre otros muchos aspectos. Quizás me tachen de una visión negativa, pero a los hechos me remito y como ejemplo baste recordar el planeamiento urbanístico que ha recibido nuestra zona, en la cual  se ha especulado con el suelo sin  tener en cuenta  la calidad de vida de la que gozábamos hace apenas 10 años, viendo el resultado  de este cambio que  ha sido a peor y mal ejecutado,  pues el desarrollo no esta reñido con  el medio ambiente y la sostenibilidad de las acciones políticas,¿ pero que vamos a pedir a unos políticos  ( de todas las corporaciones que hemos tenido desde la anexión) que lo único que han buscado  es especular  en nuestro entorno y con la riqueza del mismo ¿, pues las  Plusvalías generadas en nuestro territorio, se han ido a sanear y lavar la imagen de una ciudad, ya de por si también maltratada por sus gobernantes, sin que ninguno de esos ingresos por las plusvalías generadas revirtieran en nuestro entorno más inmediato. Eso  si intentan callarnos con cuatro obras de escaso potencial económico y social para los vecinos, cuando lo que realmente se necesita  esta  jurisdicción es un plan de desarrollo integral y sostenible que pueda garantizar un futuro  a todos los vecinos.

Cabe poner como ejemplo de este desprecio hacia nuestra zona, el planeamiento previsto, para la zona denominada Tamaraceite Sur, que preveía un número de viviendas aprobadas en la anterior legislatura , que era ya de por si excesivo  en lo que  es la fachada del pueblo de Tamaraceite, y esta última corporación municipal  ha ampliado y  aumentado considerablemente el número de viviendas y la  altura de las edificaciones, eso si no amplió las zonas verdes, ni trazó un programa para la rehabilitación del rico  patrimonio etnográfico existente en dicha zona.

Pero no sólo esas decisiones se ciñen al terreno urbanístico cabe poner como ejemplo también otros pequeños casos como el de la Fuente de Casa Ayala, la cual desde tiempo inmemorial sirvió de abastecimiento de aguas a los vecinos de  esa localidad de nuestro municipio de San Lorenzo, fuente pública pero que un día hace no muchos años el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria  la cerró  y la puso en manos de Emalsa, que  casualidad que  hoy día el Ayuntamiento pretende vender su participación en Emalsa, y en esa venta se  incluirá defectiblemente nuestra fuente de Casa Ayala, es decir un bien que es de todos y que nos abastecía de agua  pasará  a manos privadas. Otro ejemplo lo constituye lo que hoy podría haber sido una fuente de empleo en nuestra zona y que no es otro que la desaparición del Balneario de Cristo Rincón y que hoy hubiese sido una alternativa idónea de turismo rural y de salud, balneario que no se tuvo en consideración por las autoridades capitalinas cuando quedó sepultado por la autovía del norte, esto es un ejemplo de que lo de San Lorenzo no interesa .( Hay un trabajo y recuperación de este espacio tan singular por un vecino de Casa Ayala que creo debe ser divulgado).

Ejemplos como este se suceden por toda la geografía de nuestro municipio, y que nos hablan directamente de la necesidad de tomar conciencia de recuperar lo que es nuestro, y que sea la ciudadanía de San Lorenzo, Tenoya, Tamaraceite, el Sardo, Almatriche, Los Giles, Piletas, el Toscón, etc… la que gestione como antaño hicieron nuestros antepasados nuestro rico patrimonio y diversidad, y por ende nuestro futuro, máxime cuando hoy contamos con una generación de jóvenes preparada y que realmente quieren a este municipio y serán  capaces de sacarlo adelante, máxime en estos tiempos en el que el desempleo esta minando a nuestra sociedad, es claro que una gestión municipal directa  fomentaría el empleo en nuestra zona, y para ello me apoyo en la declaraciones de hace unos meses de  Jerónimo Saavedra en la prensa local  que señalaba que. “ los Ayuntamientos son auténticos gestores de empleo “.

Nuestra reivindicación es muy criticada, sobre todo desde el desconocimiento de la misma, si bien es respetada esa opción no la puedo compartir, pues esa opción muchas veces esta fundamentada en el desconocimiento, y sobre todo en los miedos que muchos políticos infunden sobre la inviabilidad del proyecto, pero el único miedo es el de estos políticos, que temen perder poder sobre una ciudadanía sometida y en algunos casos  entregada a prebendas.

Es por ello, que se hace necesario tomar conciencia de  que el futuro  que todos deseamos para nuestra jurisdicción pasa  necesariamente por la recuperación de nuestra municipalidad, un hecho ante el cual no debemos tener miedo, pues es un acto que es real y posible tal y como se ha hecho recientemente en los nuevos municipios constituidos entre ellos, el Pinar en el Hierro, Ziozar Bolívar, Vegaviana, Villanueva de la Concepción, Canonja , Alagón del Río, Zamudio ,entre otros .Como ven es un  hecho totalmente normalizado dentro de lo que es el ejercicio del derecho a la gestión más directa de sus intereses por parte de los ciudadanos, no es algo del pasado o que es difícil de lograr, es algo cierto y legal a pesar de lo que algunos pretenden alegar.  Si bien muchos de estos municipios se han  constituido por el procedimiento legal establecido al efecto, nuestro caso es diferente, al tratarse de una anexión  totalmente ilegal y al margen de las leyes vigentes en aquel momento, debe ir por otra vía ya iniciada por esta Asociación, una anexión que es muy parecida a dos de los municipios reseñados anteriormente y que fueron anexionados en la época de los años 60 a Bilbao  y Tarragona  respectivamente, basando dichas anexiones en el interés de esas dos grandes urbes y en una época en la que las decisiones estaban en manos de una oligarquía. Es de resaltar que en la actualidad Zamudio tras su desanexión se ha convertido en uno de los 10 municipios más prósperos de todo el Estado.

Y al objeto de que un ejemplo vale más que mil palabras, se adjunta una breve reseña informativa sobre el Municipio de la Canonja.

Tiene una extensión de 7,33 km². El antiguo municipio abarcaba el 80 % de la industria química.

Limita al Norte y al oeste en el término municipal de Reus, y al Sur y al Este con el término municipal de Tarragona. Hay un solo núcleo de población, situado en un montículo a 60 msnm, y su población es de 5.251 habitantes (enero de 2010).

La Canonja, fue un municipio de la comarca del Tarragonès hasta el año 1964, cuando pasó a formar parte del municipio de Tarragona, y se constituyó como entidad municipal descentralizada, mediante un decreto del Presidente de la Generalidad de Cataluña 50/1982, de 4 de febrero. Por acuerdo del Consejo Plenario Municipal de fecha 14 de abril de 1983, quedan fijadas las competencias a transferir al ELM de la Canonja y las relaciones de colaboración.

Por acuerdo del plenario del Ayuntamiento de Tarragona del 27 de mayo de 2004, este ayuntamiento manifestó su voluntad de iniciar los trámites para que La Canonja pudiera constituirse en municipio propio. En abril de 2007 se remitió la petición a la Generalidad de Cataluña. En septiembre del 2008 la Generalidad de Cataluña y el Parlamento de Cataluña dieron sucesivamente un informe desfavorable y votaron en contra de la independencia de La Canonja ya que ésta no se hallaba a más de 3.000 metros de otro núcleo de población. Sin embargo, al tratarse de una reclamación histórica que cuenta con el consenso de todas las partes implicadas se accedió a crear una ley específica sobre la Canonja. El 15 de abril de 2010, por el voto unánime de todo el parlamento de Cataluña se aprobó el proyecto de ley por el cual La Canonja se separaba de Tarragona y se constituía como municipio independiente.

Hechos como el descrito, restan fundamento a aquellos que defienden  que el estar integrados en una capital es mejor, ¿ O es que acaso Tarragona y Bilbao no son también capitales de provincia?.Creo que como en nuestro caso la capitalidad, no les aportaba nada y de ahí que los ciudadanos de las ciudades reseñadas decidieran retomar  las riendas de su futuro recuperando  la  municipalidad perdida, sin que por ello dichas capitales perdieran importancia o perjudicada en sus intereses.

Como se puede apreciar en los casos  expuestos, de  que si bien no se trata de una situación igual a la del Municipio de  San Lorenzo, el hecho a destacar,  es que ES POSIBLE, no hagamos casos a esos que invocan que es imposible, que fue hace tiempo, que vamos a perder servicios  ( ¿cuáles?), entre otros argumentos totalmente infundados y que en ningún caso tienen en cuenta el verdadero interés de que nuestra jurisdicción,   y que no es otro  que el de poder tener un futuro mejor y decidido  por sus habitantes, futuro en el que muchos creemos y estamos trabajando en él, no podemos seguir bajo el amparo de unos políticos que desde la capital sólo se miran el ombligo, y por no considerarnos no nos incluye  siquiera como parte en la historia de la ciudad, a la cual dicen “ pertenecemos”.

¡¡¡¡Por nuestro Municipio de San Lorenzo YA!!!!

José Miguel Dumpiérrez Medina

Fuentes: Wikipedia, Canarias 7