×

Advertencia

Uso de cookies - Unión Europea

En esta web usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés.

Ver la Directiva sobre la privacidad y las comunicaciones electrónicas

El uso de cookies ha sido rechazado.
Imprimir
Categoría: La voz silenciada
Visto: 6840
Cuando era necesario llevar o traer el correo desde la Capital a San Lorenzo lo hacía algún vecino que tuviera que hacer el recorrido. En la Ciudad existía una Oficina de Correos. Hasta el año 1857 parece ser que no había correo interior en la Isla. En el año 1868 se nombran una serie de carterías, y para Gran Canaria aparecen: Las Palmas y Telde. Luego se crearían las carterías de Moya, Tejeda e Ingenio, todo dependía del estado de los caminos y carreteras y hacía 1863 se estaba trabajando en la carretera que iba a Arucas, buena señal para San Lorenzo. En un escrito de esa época, hacia 1859, se podía leer “En primero de abril del año próximo pasado quedaron organizados los servicios de Correos para el interior de nuestra Isla, en la forma siguiente: Los lunes, miércoles y viernes a las cinco de la tarde partían tres peatones correspondientes al norte de la Isla, al centro y al sur. El primero pernoctaba en San Lorenzo...”.

En el Ayuntamiento de San Lorenzo se recibió un oficio, con fecha de 4 de junio de 1866, en donde se decía: “el Gobernador de la Provincia, a través del Subgobernador de este distrito, pidió una propuesta interna de las personas que fueran aptas para desempeñar el cargo de cartero en este Pueblo. En su consecuencia se acordó proponer a D. Pedro Rodríguez y Santana, D. Antonio Manuel Trujillo y D. José Santana, recomendando especialmente al primero en atención a ser más a propósito para el desempeño del cargo de que se trata”. Este dato es muy importante, además de curiosísimo, para el estudio de la historia postal del Municipio de San Lorenzo, que es un trabajo que está por hacer.

En el mes de enero de 1899 en San Lorenzo se contaba con un expendedor de efectos timbrados. Se trataba de D. José Lucio Santana Afonso al que el Ayuntamiento le debía 97 pesetas en concepto de papel sellado y timbres. También se acordó la deuda que se tenía con el Secretario del Ayuntamiento, por un total de 488´50 pesetas, por los efectos timbrados que había comprado en la expendeduría de Las Palmas.

En el año 1915 el Municipio de San Lorenzo tenía tres carteros municipales, que desempeñaban sus trabajos en los barrios más importantes: D. Antonio Sánchez Rodríguez, lo era de Tamaraceite; D. Pedro Cabrera León lo hacía en Tenoya y D. Antonio Guerra Montesdeoca en San Lorenzo. Todos ellos seguían desempeñando sus funciones en el año 1916. En el año 1923 continuaban los dos primeros en sus puestos respectivos y había cambiado el de San Lorenzo, que lo era Antonio Montesdeoca Sánchez.

San Lorenzo dispuso de sus timbres móviles y así podemos ver algunos de los utilizados.

Image Image


En el año 1920 entre las carterías rurales adscritas a la Administración Central de Correos de Las Palmas de Gran Canaria estaba la de San Lorenzo. Este pequeño trabajo sólo pretende estimular y animar a que se lleve a cabo un estudio más amplio sobre este interesante apartado de nuestra historia.

Juan Francisco Santana Domínguez
Doctor en Historia