×

Advertencia

Uso de cookies - Unión Europea

En esta web usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés.

Ver la Directiva sobre la privacidad y las comunicaciones electrónicas

El uso de cookies ha sido rechazado.
Imprimir
Categoría: La voz silenciada
Visto: 5072

El pasado viernes, día 26 de octubre de 2012, nos reunimos en San Lorenzo parte de los miembros de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica y del Municipio de San Lorenzo. Hablamos de lo que se estaba llevando a cabo, de nuestros avances, de nuestras esperanzas, de nuestra trayectoria y de otras cuestiones, entre ellas, de nuestra bandera del MUNICIPIO DE SAN LORENZO DE TAMARACEITE. Cuando terminábamos la reunión María de los Ángeles Suárez (Marisa), una de nuestros miembros, sacó de una bolsa dos grandes banderas verdiblancas, realizadas por ella. Curiosamente el que escribe se encontraba a su lado y al ponerlas sobre la mesa mi piel se erizó de emoción y mis ojos se humedecieron. Supe contenerme y pude expresarle mi agradecimiento, al igual que el resto de los miembros. Con el presente trabajo quiero agradecerle su aportación, tan generosa y tan llena de significado. ¡Cómo ha pasado el tiempo!

Bandera del Municipio de San Lorenzo (recreación)

Algunos de aquellos ideales del principio se han consolidado a partir de la difusión de nuestra historia a través de libros, artículos, conferencias, pregones de fiesta, colaboraciones y sobre todo nuestra página web, y también es el momento que le agradezca, públicamente, a Rubén Torón, el creador de nuestra página web www.municipiodesanlorenzo.com su labor a lo largo de estos años y decirle que espero que algún día, no muy lejano, podamos pagarle el esfuerzo que ha hecho durante tanto tiempo, como en realidad se merece. En este momento, de agradecimientos y reconocimientos, no puedo olvidarme del joven proyecto de espacio alternativo de expresión revolucionaria Tamaraceite Alzado que con sus publicaciones de denuncia y de solidaridad han sembrado compromiso, conocimiento y denuncia entre seres humanos que luchan por la defensa de un mundo más justo y más solidario.

Haciendo historia sobre el tema que nos ocupa, el domingo día 15 de octubre de 2006 se publicaba un artículo sobre la bandera y los escudos del Municipio de San Lorenzo de Tamaraceite en la página web de nuestra Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica y del Municipio de San Lorenzo. Hay que decir que las pretensiones de aquel artículo, en su origen, eran mucho más amplias y todo quedó en la imagen de nuestra BANDERA verdiblanca y un escudo que la acompañaba, además de un pequeño texto que decía así:
Está confirmado por muchas personas mayores los colores verde y blanco de la bandera de San Lorenzo. Mi mente intenta imaginarse este símbolo ondeando en la Plaza de San Lorenzo o también en el exterior de las Casas Consistoriales de Tamaraceite, o en su interior, en el Salón Dorado, que con mucho orgullo hoy podemos seguir disfrutando. Me imagino y sueño con entrar en un recinto y que mientras se llena de gente suene el himno de San Lorenzo y ondeen sus banderas ante los ojos húmedos y emocionados de los espectadores que rompen en aplausos y vítores.

La bandera es el símbolo por el que muchos hombres y mujeres han dado la vida y siguen dándola en muchos lugares del planeta Tierra, ya que es expresión de sus ideales, de sus creencias, de sus vivencias, una señal de identidad que diferencia a los pueblos del mundo y San Lorenzo no puede ser una excepción. Creo que ningún ideal merece la pérdida de tan sólo una vida pero lo que es indudable y manifiesto es que desde que este símbolo diferenciador existe, las mujeres y hombres han luchado por ella sin pensar en el resultado final.
Los colores verde, blanco y verde en posición horizontal fueron los que desde el siglo XIX, posiblemente con posterioridad al año 1812, con la creación de los municipios modernos, representaron a esta zona de Gran Canaria. Durante años ha sido borrada de la memoria individual y colectiva, debido a intereses ajenos a ella, y es ahora cuando clama de nuevo su sitio, el lugar que le pertenece junto a la de Las Palmas de Gran Canaria y a todas las de los otros Municipios Canarios. No se puede esconder y acallar la legalidad y la justicia de forma permanente y llegará el momento en que junto a las demás vuelva a moverse ayudada por la brisa, el viento y los nuevos aires de nuestra tierra
”.

En su momento hubo unos comentarios a aquel escrito, como podemos ver en nuestra sección de historia de la referida página web, y, en concreto, uno de ellos y no sin razón, aportaba con ironía que no se correspondía el título con lo que se podía leer y ver en el mismo porque sólo aportábamos una imagen de nuestro escudo. Después de tanto tiempo he decidido retomar aquel artículo, que sólo pretendía hacer ver que teníamos bandera y escudo, no sólo para hacer los merecidos agradecimientos a Marisa y Rubén sino para agradecerle a todos mis compañeros, sin excepción, su compromiso y su trabajo a lo largo de los años, porque ha sido muy duro y desigual pero hemos salido fortalecidos y hoy quería manifestarles lo orgulloso que me siento de compartir con ellas y ellos este compromiso social, el hecho de intentar recuperar un MUNICIPIO, el nuestro que fue secuestrado y expoliado por la Capital en su propio beneficio y, en gran medida, olvidándose de nuestros vecinos y vecinas que han sufrido, al principio, en silencio aquella ocupación y robo, enfermando de pena y tristeza y muriendo muchísimos de ellos sin ver recuperado lo que se les había robado, saltándose la legalidad y las leyes que desde siempre protegieron a San Lorenzo de Tamaraceite.

Imágenes del escudo del Municipio de San Lorenzo de Tamaraceite

Este trabajo de banderas y escudos, esta vez sí, va dedicado a todos ellos porque, muy posiblemente, se ha dejado muchísimo en el camino pero a pesar de ello vemos con esperanza el futuro. Hoy en día se habla más que nunca de nuestro Municipio, se escribe en diferentes medios, las redes sociales han aportado muchísimo, las visitas a nuestra página web se aproximan a 120.000, nuestras ideas se han consolidado y nuestro lenguaje ha cambiado, que era una de las metas desde el comienzo, y por ello ya se habla abiertamente de nuestro MUNICIPIO, de nuestra JURISDICCIÓN, de nuestro PUEBLO, de nuestro TERRITORIO y como fruto ya veo algunas de aquellas deseadas banderas, no todas las que he soñado y sigo soñando, pero algunas ya ondean y es por ello que este artículo desea que su ondear se multiplique y va dedicado a nuestro MUNICIPO, a su BANDERA y ESCUDOS y también a toda nuestra gente. Por nuestro MUNICIPIO DE SAN LORENZO DE TAMARACEITE, siempre ADELANTE.

Sellos municipales de San Lorenzo

No podemos olvidar que la verdad, la legalidad, la justicia y la historia documentada están de nuestra parte, que se enfrenta a la otra, a esa que utiliza la mentira, el menosprecio, el ninguneo, la pseudohistoria y las amenazas, entre otras viles e innombrables estrategias, llevadas a cabo contra nuestros legítimos principios de recuperar no sólo nuestra MEMORIA HISTÓRICA, que lo hemos conseguido de forma clara y contundente, sino recuperar nuestro MUNICIPIO porque nunca tuvo que desaparecer como entidad diferenciada. Lo que se hizo con San Lorenzo fue una terrible ilegalidad, que muchos creyeron y creen que quedaría impune, y por ello es nulo por propio derecho y por atentar contra la legislación vigente en los años en que se llevó a cabo la forzada y sangrienta anexión, saltándose la Ley Municipal del Año 1935 o el Real Decreto del año 1924. Es lógico que la mentira y la ocultación interesada no se pueden eternizar y una prueba de ello es la de nuestro caso. Los múltiples mecanismos puestos en práctica a lo largo del tiempo, algunos con pistola en mano, han fracasado porque las voces que defienden la verdad histórica tienen, entre otras cuestiones, la fuerza de la documentación oral y escrita que se ponen al servicio desinteresado de la justicia. Nosotros no pretendemos la creación de un nuevo municipio, tampoco somos separatistas porque lo único que pretendemos es que se nos devuelva lo que se nos robó y eso es un derecho que nos ampara y que nadie nos puede, ni debe, arrebatar porque, entre otras razones, entraría a formar parte de los ejecutores y partícipes de una clara ilegalidad e injusticia cometida, hace algo menos de setenta y cinco años, contra todo un Municipio y sus pobladores, aplicando en aquel momento el terror y el asesinato de algunos de nuestros vecinos, alcalde y concejales incluidos, y esos crímenes de lesa humanidad, no lo olvidemos, no prescriben. Un enorme abrazo a todas y todos.

Juan Francisco Santana Domínguez