×

Advertencia

Uso de cookies - Unión Europea

En esta web usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés.

Ver la Directiva sobre la privacidad y las comunicaciones electrónicas

El uso de cookies ha sido rechazado.
Imprimir
Categoría: Últimas Noticias
Visto: 5832

La Asociación  para la Recuperación de la Memoria Histórica  y del Municipio de San Lorenzo , ha presentado  hoy ante el registro del Cabildo Insular de Gran Canaria, la solicitud por la que se insta ante la Corporación Insular la Revisión y declaración de nulidad de la anexión del Municipio de San Lorenzo al municipio de Las Palmas de Gran Canaria operada entre 1937 y 1939, y siguiendo lo  indicado en la sentencia de la Sala Tercera  de lo Contencioso Administrativo  del Tribunal Supremo  de fecha 10 de diciembre del 2012, Tribunal que se inhibió de tal declaración, al tratarse de una competencia  transferida actualmente a los Cabildos Insulares.

Nos encontramos  ante  un hecho histórico, que responde a la exigencia  de una restitución en derechos, el derecho a la municipalidad  que corresponde a los habitantes del municipio de San Lorenzo de Tamaraceite. Derecho del cual fueron despojados, de una forma arbitraria  y del cual no hemos sido restituidos adecuadamente, una vez restaurada la democracia en nuestro país , entre otras razones  por la escasa altura democrática de nuestros gobernantes, que no han sabido  proceder a lo que en justicia corresponde a los habitantes de este territorio, situaciones y casos como el de nuestro municipio se sucedieron en distintos  territorios de la geografía peninsular,  pero a diferencia de lo ocurrido con San Lorenzo, muchos de aquellos municipios  desaparecidos interesadamente , hoy día  gozan nuevamente del autogobierno en sus localidades. Esta injusticia sostenida  y acallada interesadamente no sólo por nuestros políticos, sino  también por la de gente de la cultura y la historia de nuestras islas bien subvencionados, para ocultar  esta  inmoralidad  histórica. Tras este ocultamiento se  esconden los intereses depredadores contra nuestro territorio, de los sucesivos gobernantes tanto en la capitalidad como en la Corporación Insular, cómplice necesario en aquel momento de la anexión, todo ello en perjuicio  de una población que no ha sido escuchada, y que en ningún momento se ha visto favorecida por la anexión. Población que sólo conoce el sufrir, el  abandono y  la escasez de inversión pública en el territorio de San Lorenzo de Tamaraceite, que sólo interesa para favorecer la especulación urbanística, en detrimento de los pequeños propietarios locales antaño agricultores, a los cuales se les ha desposeído  pagando un injusto-precio en aras según el Ayuntamiento capitalino de un interés social, tal y como la prensa daba a conocer en estas últimas semanas del expolio al que se veía sometido un vecino de Tamaraceite, en aras de un bien social no acreditado. Convirtiendo nuestro territorio en tierra de hacinamiento  y desarraigo para los vecinos que desde diferentes zonas de la capital, han sido realojados en el mismo, todo ello para beneficiar con esas, reubicaciones a las empresas cercanas a los gobernantes de turno.

No se trata de promover una ruptura, pues no  se puede romper lo que nunca fue una sola cosa, sino que nos encontramos ante una anexión forzada  y contraria a la legalidad vigente en aquel momento  y en la actualidad también  contraria a los intereses generales de los vecinos y vecinas del Municipio San Lorenzo de Tamaraceite, así como el resto de pagos y pueblos que conforman dicha localidad. Tampoco se pretende crear algo imposible, la realidad social , la legal y la verdad histórica  permiten  ampliamente la restitución del Municipio de San Lorenzo de San Lorenzo de Tamaraceite. No podemos caer tampoco  en el discurso fácil de que se generaría  más burocracia, recordar sólo dos aspectos importantes , el municipio es la administración más cercana al ciudadano , lo que justifica que en España más del cincuenta por ciento de los municipios  tengan menos de quinientos habitantes, y que la una de las últimas propuestas de creación de un municipio , es la de los ciudadanos de Igueldo que apenas superan los dos mil habitantes.

Este proceso se ha de entender desde la normalidad de  la restitución de un derecho, del que jamás  debimos ser despojados, tal y como ya comentamos ha sucedido en el resto del país, o en la restitución del patrimonio del que fueron despojados en su día las entidades sindicales y otras organizaciones, e incluso personas físicas y cuyos derechos fueron anulados en aquel período. Este  es el inicio  para lograr desde la igualdad un trabajo conjunto con la capital y resto de los municipios insulares, pero desde nuestro municipio que en derecho nos corresponde y aún persiste ante la nulidad evidente de la anexión cometida.