×

Advertencia

Uso de cookies - Unión Europea

En esta web usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés.

Ver la Directiva sobre la privacidad y las comunicaciones electrónicas

El uso de cookies ha sido rechazado.
Este trabajo también pretende ser un homenaje a todos los hombres y mujeres, fundamentalmente los más cercanos, que hoy en día siguen trabajando por la defensa de la libertad, por la verdad y por la legalidad.

En este momento en el que algunas personas nos solicitan nombres para algunas de nuestras calles creo que es una gran ocasión para reivindicar los nombres de nuestros alcaldes, al menos para aquellos que se lo han merecido por sus trayectorias.

No ha sido nada fácil confeccionar un listado de Alcaldes del Lugar de San Lorenzo debido, fundamentalmente, a que con anterioridad al año 1791 no se tienen libros de reuniones de Cabildo o de Elecciones de Concejales. Antes de esa fecha hay que ir buscando en los diferentes documentos de todos los Escribanos de la Isla, en documentos eclesiásticos o en cualquier otro que nos pueda aportar luz sobre unos hombres que ostentaron el cargo de alcalde de aquel territorio desde el año 1634, fecha en la que hemos encontrado por primera vez la alusión a un Alcalde, en este caso del Lugarejo. El primero conocido fue un hombre muy interesante, que en pocos años transformó el viejo Lugarejo de Tamarasayte en Jurisdicción y Lugar independientes, llegando a ostentar el cargo de Regidor de la Isla. Se trata del Capitán Lázaro de Ortega, a él le siguieron otros hombres y, con el paso del tiempo y el trabajo realizado, hemos conseguido rescatar una serie de hombres, de algunos de los cuales se tienen diversos datos y también el interesante patrimonio de sus firmas mientras que de otros sólo nos queda su nombre y el año en que ostentaron el cargo.

En este caso se trata de dar a conocer a aquel primer alcalde, a uno de los hombres más importantes en la historia del Municipio de San Lorenzo de Tamaraceite que, de forma injusta, aún hoy en día no tiene una calle que recuerde que fue el gran impulsor de la creación de nuestro municipio.

Este recorrido por la abundantísima documentación ha sido muy laborioso, pues supone hacer un trabajo minucioso en el que te aventuras por los escritos eclesiásticos, judiciales, parroquiales, notariales, particulares….lo que supone ir viendo los documentos de los escribanos de la Isla, labor que está inconclusa; las partidas parroquiales de bautismo, defunción o casamiento, en las que, muy de tarde en tarde, aparece el nombre de algún alcalde, concejal, fiel de fechos, diputado, alguacil que ejercen de padrinos o de testigos. Trabajar sobre estos grandes desconocidos, nuestros Alcaldes, ha sido una aventura fascinante porque, poco a poco, les has ido conociendo y, entre otras cosas, se ha podido recuperar en muchos casos, al menos, sus firmas.

Image
Firma del Capitán Lázaro de Ortega, primer Alcalde del Lugarejo, en 1634.

No se puede asegurar que Lázaro de Ortega haya sido el primer alcalde del Lugarejo pero es del que se tienen las primeras noticias. Ejerció el cargo en el Lugarejo y después, una vez creado el Lugar y Jurisdicción independientes, lo hizo como Alcalde de San Lorenzo de Tamarasaite. Su labor fue muy fructífera y su figura se agrandó con el paso de los años. Sus mandatos fueron desde 1634 a 1638, después en 1646, repitiendo desde el día 6 de diciembre del año 1652[2] hasta 1656.

Lázaro de Ortega y María Vidal, el día 26 de agosto del año 1622, junto con Juan Lorenzo, viuda de Andrés Bais, vendían a Luis Sánchez, vecino del Lugar de Terore, diez fanegadas de tierra de pan sembrar que tenían en La Madre del Agua. No supieron firmar ya su ruego lo hicieron Lorenzo de Fleitas, Juan de Ortega y Pedro de la Cruz. Las mencionadas mujeres habían heredado aquellas tierras de su padre, Francisco Lorenzo[3].

Se puede decir que se trata de uno de los personajes más emblemáticos del Municipio de San Lorenzo. El Capitán Lázaro de Ortega era hijo de Nicolás de Ortega y de Catalina de Medina. El citado Nicolás Ortega era hijo de Bartolomé Sánchez de Ortega, que había sido Alcalde de Teror y de Inés de Villanueva mientras que Catalina de Medina, su esposa, era hija de Rodrigo de Medina y de Leonor García Muñoz de la Jurada. Los padres de Lázaro de Ortega también tuvieron como hijo a otro significativo personaje de aquellos momentos, Bartolomé de Ortega, que también era vecino del Lugarejo, casado con Ana Díaz el domingo 27 de septiembre del año 1620[4]. Este hombre, hermano del Capitán Lázaro de Ortega, fue otro de los impulsores de que el Lugarejo de Tamarasaite se convirtiera en Lugar. Bartolomé de Ortega era maestro de cantería y, a modo de ejemplo, podemos apreciar su compromiso con Francisco de Campos, maestro de zapatero y vecino de la Ciudad, el día 12 de febrero de 1652, a hacerle una casa en la esquina de la calle de la Carrera. Una de las condiciones fue que la portada y ventana fueran de la cantería del Lugarejo[5].


Image
Documento en el que se puede leer: Capitán Lázaro de Ortega alcalde del lugar de San Lorenzo.

El día 2 de febrero del año 1615 fueron velados, para contraer matrimonio, Lázaro de Ortega y María Vidal[6]. Tuvieron siete hijos: Catalina de Ortega, Beatriz Rodríguez, el Capitán Francisco Lorenzo de Ortega, Francisca Rodríguez, el Alférez Antonio de Ortega, Ana de Ortega y Juan de Ortega.

Entre las posesiones de Lázaro de Ortega y María Vidal se encontraban unas casas en el Pueblo, en San Lorenzo, que daban a la calle Real “que entra y sale del Lugar”. Una de aquellas casas se la dieron en dote a su hija Francisca Rodríguez cuando se casó con Juan Sánchez y además les hicieron entrega de 400 reales. También tenían tierras de “pan sembrar”, que significa que estaban plantadas de trigo, en Los Granadillares[7], en Las Caldereras y en el Lomo del Acebuchal[8].

El capitán D. Cristóbal de Vergara arrendaba, en el año 1649, a Hernán Rodríguez, vecino del Lugarejo de Tamarasaite, unas tierras en el Granadillar. Lindaban por la parte de abajo con las tierras de la Majadilla y por el otro lado las tierras que tenía arrendadas al capitán Lázaro de Ortega y a Bartolomé de Ortega[9]. Vemos como los dos hermanos llevaban a cabo algunas cuestiones económicas de forma conjunta.

En el año 1672 el Capitán Lázaro de Ortega y su esposa María Vidal hacen testamento, especificando que querían ser enterrados en la Ciudad, en el Convento de San Francisco, en la sepultura que allí tenían, así como que querían ser amortajados en el hábito de San Francisco y que les acompañaran curas, capellanes y mozos del coro de la Catedral y las tres comunidades de Santo Domingo, San Francisco y San Agustín. Especifican que se les digan 150 misas, entre otras, a Nuestra Señora del Buen Suceso, San Lorenzo y San Sebastián. Eran, y siempre lo fueron, vecinos de San Lorenzo de Tamarasaite. En el momento de hacer el testamento se especifica que el Capitán “era de larga edad” y su esposa se encontraba enferma, en cama, y más cercana a la muerte. Lázaro de Ortega no pudo firmar por encontrarse impedido de la vista y María Vidal por no saber hacerlo. De sus posesiones dejan a su hija Catalina de Ortega, que era casada con Gaspar Hernández, 350 doblas y un cortijo de tierras y casas en el Acebuchal, ajuar, menaje, yunta de bueyes, dos vacas, una yegua.

La esposa del Capitán Lázaro de Ortega, María Vidal, falleció el día 5 de julio de 1673. Dice que era vecina del Lugar de San Lorenzo, “que dicen el Lugarejo”. Se enterró en el Convento de San Francisco y le acompañó, según fue su deseo, el curato, los capellanes y los mozos[10] del coro de la Catedral, lo que nos aclara la posición de privilegio de este matrimonio. Cuatro años después, concretamente el día 27 de junio de 1677, fallecía el Capitán Lázaro de Ortega[11]. De forma evidente con estas muertes, en el Lugarejo o en el Lugar de San Lorenzo y sus alrededores, quedó un gran vacío y sus nombres siguieron en las voces del pueblo durante muchísimo tiempo y lo demuestran los numerosos documentos que hacen alusión a sus figuras. Sólo me he propuesto hacer una breve reseña de este hombre pero pienso que está pendiente un libro, una amplia monografía, sobre este importante personaje de San Lorenzo de Tamaraceite.

Ya que la historia es consecuencia de los hechos que llevan a cabo los hombres, de nuevo, reivindico una plaza, una calle, un monumento para estos personajes, sobre todo para el hombre que fue el impulsor de que el Lugarejo y San Lorenzo de Tamaraceite se convirtiera en Lugar y con posterioridad en Municipio. Su nombre, al igual que sus hechos, deben ser conocidos por todos y por todas y es una obligación moral que su figura se perpetúe en el tiempo.

Juan Francisco Santana Domínguez
Doctor en Historia


[1] Parte de este trabajo forma parte del libro “Los Alcaldes del Municipio de San Lorenzo de Tamaraceite: Pueblos, pagos, barrios y otros aspectos”. Del mismo autor del presente trabajo. Publicado en el año 2009.
[2] A.H.P.L.P. Diego Álvarez de Silva. Nº 1.270. Fs. 447v-450r.
[3] A.H.P.L.P. Juan Fernández Fleitas. Nº 1.086. Fs. 199r-201v.
[4] Archivo Diocesano de Las Palmas de Gran Canaria. (A.D.L.P.) Iglesia del Sagrario Catedral. Libro 2 de Matrimonios. F. 120.
[5] A.H.P.L.P. Francisco de Moya. Nº 1.203. F. 324r.
[6] A.D.L.P. Iglesia del Sagrario Catedral. Libro 2 de Matrimonios. F. 82r.
[7] A.H.P.L.P. Francisco de Moya. Nº 1.207. Fs. 220-223.
[8] A.H.P.L.P. José García. Nº 1.346. Fols. 187-191.
[9] A.H.P.L.P. Juan Bautista Algirofo. Nº 1.219. Fs. 329-330v.
[10] A.D.L.P. Iglesia del Sagrario de la Catedral. Libro 1 de defunciones. F. 50v.
[11] A.D.L.P. Iglesia del Sagrario de la Catedral. Libro 1 de defunciones. F. 93.

Escribir un comentario


Comentarios   

+1 #5 Juan Francisco Santa 15-08-2013 09:13
Muchísimas gracias a José Luis Yánez, Cronista de Teror, por volver a sacar a la luz este escrito del año 2010 en el que se dice que hay que ponerle una calle a este alcalde. Aporté un listado, en su momento, de mujeres y hombres de nuestra Jurisdicción y muchos de ellos se pusieron a calles de nuestro Municipio pero al que lo propuso ni se le invitó a esos actos, pero eso es lo de menos. Lo cierto es que después de aquella propuesta se puso algunos nombres de nuestras mujeres y hombres a nuestras calles y una de ellas lleva el nombre de Lázaro de Ortega. El movimiento de los hombres y mujeres de nuestra Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica y del Municipio de San Lorenzo de Tamaraceite hizo posible que se consiguiera. Un abrazo grande.
Citar
+3 #4 Sergio 24-11-2010 09:48
Es un gran acierto que se pueda recuperar a este tipo de personas, olvidados por la desidia y el paso del tiempo. Son muchos los casos que el historiador de San Lorenzo ha sacado a la luz y me parece un trabajo tan importante que no tiene el reconocimiento que se merece. Mi admiración más sincera.
Citar
+10 #3 Miguel 30-07-2010 15:42
Muy buen artículo. Es una pena que la gente solo piense en fiestas y en tonterias cuando podemos disponer de una historia tan rica. Gracias.
Citar
+9 #2 Juan Francisco Santana Domíngu 01-06-2010 07:36
Muchísimas gracias Antonio Manuel por recibir estas lecciones de forma tan agradecida. De forma evidente los trabajos de historia son, a nivel general y popular, muy poco reconocidos pero son muy complejos y también suponen muchísimas horas de búsqueda que no siempre dan los resultados que se esperan. Es muy grato tener lectores de temas históricos y, en cierta manera, son el soporte de que muchos investigadores sigan, día a día, aportando un poco de luz a hechos que nos acercan a nuestro pasado como forma de querer y de comprender, un poco más si cabe, el entorno en el que nos movemos. Un fortísimo abrazo y muchísimas gracias.
Citar
+9 #1 Antonio Manuel 25-05-2010 07:41
Muy interesante. Los pueblos con historia son un orgullo. San Lorenzo está recuperando esa riqueza gracias a este tipo de trabajos que tanto aportan al patrimonio cultural pero tan poco reconocidos. Desde mi persona gracias por estas lecciones.
Citar