×

Advertencia

Uso de cookies - Unión Europea

En esta web usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés.

Ver la Directiva sobre la privacidad y las comunicaciones electrónicas

El uso de cookies ha sido rechazado.
El topónimo de Las Rehoyas hace alusión a muchas hoyas o espacios llanos que quedan entre los barrancos. Toda la zona de Las Escaleruelas, Escalerillas, la actual Escaleritas, también llamada La Escalerita, y el resto de los barrancos, hasta llegar a la muralla de Mata era conocida como Las Rehoyas, por tanto no coincide con lo que actualmente se ciñe a la zona denominada Las Rehoyas. En el año 1836 se hacía mención[1] a la Cuesta de las Escalerillas y dos años después se habla de la casita de alojamiento en El Cordón de las Escalerillas que se utilizaba para el alojamiento de los comisionados y para custodiar la correspondencia oficial del Municipio de San Lorenzo[2].

El 23 de abril de 1899 D. Rafael Massieu Falcón pedía un permiso al Ayuntamiento de San Lorenzo para construir un camino privado[3] en su finca de Las Rehoyas, que “empalme con la carretera que va de Las Palmas a Arucas y Guía”.

Siguiendo en esta zona, Alfredo Schamann Hernández compró, el 24 de febrero de 1912, a Gonzalo de la Torre Sarmiento, y éste lo había hecho a su hermana Josefina, una gran extensión de terreno que lindaba con tierras de los señores de Blandy Brothers y Compañía y por otra Francisco Blanco y los herederos de D. Juan Bautista Carló y Guersy y antes habían pertenecido a D. Federico Manly. También era una de las grandes propietarias en esta zona de Las Escaleritas Dª María del Rosario Manrique de Lara y de la Rocha. El día 26 de junio de 1928 el mencionado Señor Schamann tramita en San Lorenzo el parcelamiento y posterior urbanización del pago de Las Rehoyas. En concreto será la zona de la Meseta Alta de Las Rehoyas, por lo que poco más tarde se denominaría, en honor al mismo, la zona de Schamann.

También en la Jurisdicción de San Lorenzo, en la referida zona de Las Rehoyas, muy próximo al Barranquillo de Mata, se construyó un edificio público destinado a polvorín[4] hacia el año 1895, siendo ese hecho el que en el futuro daría nombre al actual barrio de El Polvorín.

El 21 de enero de 1894 D. Manuel Apolinario Rodríguez solicitaba un permiso[5] para ejecutar unas obras en una finca de su propiedad, situada en el Lomo, dándosele el permiso desde la Corporación Municiapal. Esa zona de Las Rehoyas, con el tiempo, pasó a denominarse Lomo Apolinario.

Las Rehoyas llegaba a Guanarteme, entrando en esas Rehoyas la Hoya de Paterna, el Barranquillo de Don Zoilo, La Hoya de la Gallina (parte de lo que hoy es el Barrio del Cardón), Las Torres y alrededores que eran conocidos como el Barranco de Torres, vemos que se trataba de una zona muy extensa. El Istmo de Guanarteme o arenal que unía la Isla con la Isleta y zona del Puerto de la Luz también se le conocía como la Playa del Carmelita[6] y también a nivel popular, y entre la gente de Tamaraceite, se le conoció como la Playa de Tamaraceite, es lógico pues se trataba de la salida al mar del Barranco de Tamaraceite. Todavía alguna persona la recuerda con aquel nombre, hasta que con posterioridad y ya en el Siglo XX se le empezó a conocer como la Playa de las Canteras*.

Juan Francisco Santana Domínguez
Doctor en Historia



* Este artículo, con algunas pequeñas aportaciones, lo podemos encontrar en el libro “Notas sobre el Municipio San Lorenzo de Tamaraceite: un ejemplo de injusticia histórica”, del mismo autor.


[1] A.H.P.L.P. Libro de Actas Nº 1 del Ayuntamiento de San Lorenzo. f. 268v.
[2] A.H.P.L.P. Libro de Actas Nº 1 del Ayuntamiento de San Lorenzo. f. 414r. A 27 de diciembre de 1838.
[3] A.H.P.L.P. Libro de Actas del Ayuntamiento de San Lorenzo. Nº 10. f. 63v.
[4] A.H.P.L.P. Libro de Actas del Ayuntamiento de San Lorenzo. Nº 8. f. 151v.
[5] A.H.P.L.P. Libro de Actas del Ayuntamiento de San Lorenzo.. Nº 7.
[6] De Quintana y León, J. “La Capital de la provincia de Canarias” 1882, pp. 164 y ss. “Derrotero de las Islas Canarias” Dirección de Hidrografía. p. 23.

Escribir un comentario


Comentarios   

+1 #4 Alfredo 21-03-2012 19:06
Saludos
Citar
+2 #3 Luis Muñoz 28-07-2009 08:14
:-?:
A estas alturas de la película, nadie puede pensar que sea posible cambiar el nombre a esta zona que todos llamamos Schamann.
Schamann no es un nombre oficial que designa la zona a la que se refiere. Es el nombre que nuestra sociedad, el pueblo, para entendernos, da a esa zona. Desde mi punto de vista es el mayor honor que puede tener un apellido. ¿Cuantos hijos predilectos de nuestra ciudad están en el total olvido? Ya nadie los nombra. Nadie sabe qué méritos tuvieron para ser nombrados por una determinada corporación. Sencillamente nadie se acuerda de ellos.
¿Por qué hijo predilecto, entonces?
El nombre de Schamann está vigente más de un siglo después de la llegada de Ulriko Schamann. Es un nombre que se pronuncia cada día miles de veces.
Y por si fuera poco vivimos tiempos en los cuales la gente cada día tiene mayor interés en lo que Juan Francisco Santana Domínguez llama la microhistoria.
Lo dicho: Schamann, Ciudad Galdós.
No me obligues, Lucía, a hacer odiosas comparaciones en cuanto a los méritos de cada cual. Salud. Luis Muñoz
Citar
+2 #2 Lucia 09-07-2009 00:19
"l día 26 de junio de 1928 el mencionado Señor Schamann tramita en San Lorenzo el parcelamiento y posterior urbanización del pago de Las Rehoyas. En concreto será la zona de la Meseta Alta de Las Rehoyas, por lo que poco más tarde se denominaría, en honor al mismo, la zona de Schamann."
Para hacer posible la compra de solares se arbitro la venta a plazos semanales compatible con los cortos jornales de la epoca. La familia Schamann tuvo siempre un comportamiento ejemplar siendo tolerantes con los retrasos que se producia con los pagos. Si habia un enfermo en la familia, se esperaba. Si el comprador renunciaba al solar se le devolvian las cantidades entregadas a cuenta...La Familia Schamann iba 2 o tres veces por semana a proporcionar el agua desde la boca instalada en una caseta por falta de infraestructuras basicas...La manera de construccion fue tambien novedosa en la capital: la autoconsruccion...
Luego llego el tema del patronato, Garcia Escamez...
Esta informacion es del libro del premio canarias Jose Miguel Alzola
apuntes sobre la barriada de Schamann y su iglesia".
Como comprenderas querido Luis Muñoz es un honor que este barrio lleve el apellido de D. Alfredo Schamann Hernandez. Fueron muchos los que compraron comodamente sus parcelas y autoconstruyeron sus casas "terreras"en una epoca dificil donde no era facil dar con un terrateniente con esa vision de futuro y de corazon paternalista con sus compradores.Lo extraño es que no sea a titulo postumo HIJO PREDILECTO DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA.
Lu
Citar
+2 #1 Luis Muñoz 31-05-2009 08:33
Cuando dice que luego se llamaría Schamann a la zona "en honor al mismo", refiriéndose a don Alfredo Schamann, sencillamente no me pega. El honor era que el Sr. Schamann era el propietario. Como Vd. sabe perfectamente, antes se conoció como los Cercados de Carló y, más tarde, cuando se proyectó una ciudad para el turismo, se llamó Ciudad Carló.
El 6 de abril de 1924, en La Provincia, Schamann publicaba un anuncio que empezaba así: "Venta de solares en la Barriada (antes de Carló) (...) y terminaba: ... en el establecimiento de Alfredo Schamann.
A partir de ese momento se empezó a llamar la zona Barriada de Schamann.
Lo que quiero decirle es que no es un "honor", pues nadie le dedicó a su apellido esa zona. Fue simplemente el propietario.
Soy de los que opino que Schamann debió llamarse Ciudad Galdós a partir de 1955. Pero aquí estaba el obispo Pildain enemigo acérrimo de don Benito. Un saludo afectuoso. Luis Muñoz
Citar